Propiedades técnicas de la tarima tecnológica DISEGNA

Propiedades técnicas de la tarima tecnológica DISEGNA

Poner en marcha el diseño para la construcción de un espacio exterior precisa una base técnica segura y sólida, una solución como la que ofrece Disegna Decking.

Las propiedades técnicas de la tarima tecnológica Disegna aportan, literalmente, la base del proyecto. La tarima se convierte en la protagonista principal de una primera fase sobre la que Disegna acabará creando una atmósfera personal y exclusiva que permanecerá inmutable en el tiempo.

Y eso solo se consigue con los mejores materiales que existen en el mercado, los polímeros de la más alta calidad de la tarima tecnológica de Disegna.

Disegna Decking presenta sus tarimas ecológicas fabricadas a partir de WPC (Wood Plastic Composite) y de materiales antifúngicos de calidad excelente. Se trata de compuestos con unas características técnicas que favorecen la resistencia y perdurabilidad en el tiempo, fácil limpieza con mantenimiento mínimo.

Otra de las propiedades técnicas más destacadas de la tarima Disegna es que las tablas tienen un coeficiente muy bajo de dilatación que favorece su resistencia al paso del tiempo y, además, el espacio longitudinal entre ellas es de cinco milímetros en contraste con los ocho milímetros característicos de otros modelos de tarimas disponibles.

La instalación de Disegna Decking, constituida por tablas muy ligeras y de fácil montaje, se lleva a cabo con rastreles y grapas de fijación con sistema basculante Dinamix de acero inoxidable, asegura en todo momento la estabilidad y correcta fijación de la tarima al suelo, mientras el sistema Curve de rodapié flexible en frío permite realizar de forma sencilla terminaciones de borde en diseños con formas curvas.

Si bien los procesos de montaje y creación del espacio exterior son simultáneos en el momento de la instalación, también es cierto que la fase más estética del proyecto sigue a la técnica en planificación. Esta segunda fase incluye la elección de acabado, el color o las combinaciones de diferentes elementos, con una excepción ya que, hasta el mismo momento de la instalación, se puede elegir el acabado de las tablas, liso o ranurado, porque cada una de ellas es reversible y ambas caras ofrecen óptimas propiedades antideslizantes, cumpliendo con la normativa CTE antideslizamiento Clase 3, apto para zonas exteriores y piscinas.